jueves, 30 de septiembre de 2010

Similitudes entre un Galeón del siglo XVII y las organizaciones actuales

En numerosas ocasiones hemos podido comprobar cómo se han establecido paralelismos entre la vida y problemática del mundo empresarial y el mundo del deporte, de la cría de caballos e incluso del compás de instrumentos musicales. Todas estas comparaciones siempre me han parecido válidas y curiosas, pero ahora puedo contar una nueva que he vivido en primera persona.

En noviembre de 2009 decidí dar un giro a mi vida profesional y solicité una excedencia en mi empresa (una multinacional farmacéutica) para hacerme cargo de un proyecto apasionante que me fue ofrecido: Analizar el trabajo en equipo de una tripulación que iba a construir y navegar a bordo de una réplica de un Galeón del siglo XVII desde Sevilla hasta Shanghai, para formar parte del pabellón español en la Expo 2010 celebrada en China.

La construcción de este Galéon, fiel reflejo de los que protagonizaron las mayores rutas marítimas de la historia de la navegación uniendo comercial y culturalmente España con Asia y América, ha sido llevada a cabo por la Fundación Nao Victoria junto con la ayuda de la Junta de Andalucía y de patrocinadores privados. En él, se ha recreado exactamente la vida y costumbres de los marinos de aquella época y se ha cruzado, al igual que hicieron nuestros antepasados, mares y océanos hasta arribar en la ciudad china de Shanghai. La tripulación, formada por 35 personas, hemos pasado más de tres meses navegando en un barco de 52 metros de eslora y 10,5 metros de manga a lo largo de 10.500 millas náuticas (unos 19.000 km), soportando temperaturas elevadísimas, duchándonos con agua salada y viviendo como auténticos marinos de aquella época.

Durante más de 11 años he trabajado en el mundo de los Recursos Humanos, tanto en consultoría como en empresas, y desde las distintas posiciones que he tenido a lo largo de mi trayectoria profesional he podido observar distintas maneras de gestionar personas, de afrontar situaciones de crisis, distintos tipos de liderazgo o problemas de comunicación. Y es realmente curioso apreciar cómo la navegación en un barco y la vida en la empresa tiene muchas más similitudes que diferencias.


Aspectos tan cotidianos en nuestras organizaciones como la comunicación y la coordinación, abordo de un navío de estas características se convierten en un elemento clave a la hora de realizar las maniobras de izado de las vergas y velas, cuyo peso supera los 3.500 kg y para lo que hace falta las manos de 15 personas. La incorrecta trasmisión (o comprensión) del mensaje en nuestro trabajo diario puede dar lugar a la pérdida de motivación de nuestros equipos, a inoportunos retrasos al servir pedidos o, en última instancia, a la pérdida de un cliente. A bordo de un Galeón de estas características esa misma situación
puede llegar a imposibilitar una maniobra o en caso extremo, a poner en riesgo la embarcación.

Pero si hay algo que me ha llamado la atención en toda esta aventura, ha sido el elevadísimo sentido del compromiso y la motivación de la tripulación, formada en su mayoría por simples aficionados a la navegación y sin demasiados conocimientos técnicos, que como yo, dejaron atrás su vida normal para embarcarse en un proyecto tan singular.

La precisión con que se realizaban las tareas de mantenimiento del barco, la fuerza con la que se tensaban obenques y burdas, el mimo con que se ha pintado repetidas veces cada centímetro de la madera de iroco con que el Galeón está construido o las perfectas maniobras de atraque y desatraque del barco, han sido fruto de un sentimiento de pertenencia, de una motivación espectacular hacia lo que se está haciendo. Y es que cuando hablamos con nuestros colaboradores y tratamos de motivarles para conseguir mejores resultados, tan vez nos olvidamos de un aspecto fundamental. Si una persona no es feliz con lo que hace, nunca dará el 100% de su potencial y es ahí donde tal vez los líderes y gestores de equipos erramos al no plantearnos más en profundidad qué es lo que realmente mueve a cada uno de nuestros colaboradores. En la tripulación, fue curioso comprobar que si bien todos nos movíamos por un afán de aventura, cada uno de nosotros estaba allí por un motivo distinto, pero eso era lo que nos hacía estar tan comprometidos con nuestros trabajo abordo.

Podría seguir escribiendo acerca de las similitudes que he encontrado durante estos meses en términos tan conocidos para nosotros, los profesionales de los recursos humanos, como capacidad de toma de decisiones, gestión de conflictos, resolución de crisis, liderazgo, valores corporativos, etc. pero seguro que tenéis muchas cosas que hacer para seguir generando valor a vuestras compañías, así que simplemente quería compartir esta experiencia con vosotros. Si alguno está interesado en que le cuente más, poneos en contacto conmigo y lo haré encantado.

Un saludo

Francisco Castillo

viernes, 30 de julio de 2010

FIN DE LA AVENTURA

Escribo esta última entrada desde el aeropuerto de Milán, donde estoy esperando para hacer la última escala que me llevará a Madrid. Tras 13 horas de vuelo, aprovecho que tengo varias horas de espera para poneros al día.  

He pasado un mes en Shanghai que ha sido espectacular. Nos hemos dedicado a continuar con el mantenimiento del barco para los actos promocionales que se han estado celebrando, a pesar de las muchas pegas y dificultades que las autoridades chinas nos han puesto. Ha sido una pena porque nos habría gustado abrir al público pero no nos lo han permitido por temas de seguridad (¿?).

Sin embargo, nos ha dado tiempo a conocer una ciudad y una cultura radicalmente opuesta a la nuestra. Hemos tenido la oportunidad de hacer turismo (Hong Kong, Hangzhou, Hainan y Shanghai) y he podido conocer cómo vive el pueblo chino, sus costumbres, su alimentación y su forma de trabajar. También hemos tenido la oportunidad de convertirnos en campeones del mundo y desde aquí hemos seguido y apoyado a muerte a nuestra selección.

Pero también hemos sido testigos de cómo llega el final de esta etapa. No se me olvidará la cara que se nos quedó a todos cuando despedimos, entre una tremenda ovación, a los primeros tripulantes que dejaron el barco. Muchos de nosotros no pudimos evitar las lágrimas al ver cómo nuestros amigos, nuestros hermanos de mar, bajaban por última vez la escala de acceso al barco y se despedían, como nosotros, con el corazón roto.


Cuando ponga un pie en Madrid, dentro de unas horas, consideraré que, definitivamente, esta aventura se ha acabado. Han sido 8 meses y medio absolutamente inolvidables, más de 250 días cargados de emociones, de alegrías, de risas, de aprender de los mejores, de imitar a los marinos del siglo XVII y de aprender otra forma de vida. Pero por encima de todo eso, han sido unos meses de VIVIR, con mayúsculas, de disfrutar con este regalo que me ha dado Dios y de aprovecharlo a tope.


Por supuesto, ha habido momentos malos, de dudas, de miedos, pero todo ello se queda en meras anécdotas porque lo positivo gana la partida por goleada. He conocido a un grupo de personas admirable, que en mayor o menor medida se han convertido en mi familia durante este tiempo y a los que siempre voy a recordar:

Gonzalo el capitán, Manolo y Antoñete (los expertos), Manu y Jaime (los pilotos), Manolo y Paco (cocinero y gambuzero), Perico (contramaestre y jefe de mi guardia), Choco y Guti (jefes de guardia), Pepe, Curro Marchena, Colorao, Juan Diego, Alvaro, Esther, David, Fernando, Croqueta, Jauma, Eloy, Gabri, Aurora, Hector, José, Pepelu, Alberto, Augusto, Miguel, Mauri y Borja. A todos ellos los llevaré siempre dentro de mi corazón porque han formado parte de una aventura única que he tenido la suerte de poder compartir con ellos.

Durante este tiempo he aprendido un montón de cosas (a usar una carretilla eléctrica o torito y una piopio o plataforma elevadora, a hacer nudos de varios tipos, a conocer las propiedades de la madera, a calafatear una cubierta, a enmasillar, a usar una radial, a conocer distintos tipos de pintura y aceites para tratar la madera, a usar una carta náutica, un sextante y un astrolabio, a trazar un rumbo, a entender las luces de un barco, a guiarme por las estrellas y así un largo etcétera). Me han dolido las mandíbulas de tanto reírme. He disfrutado de conversaciones divertidísimas, de charlas super interesantes y de apasionados debates. He podido compartir mis alegrías y mis preocupaciones así como escuchar las de mis compañeros. He disfrutado de noches bajo un cielo plagado de estrellas, de unos amaneceres espectaculares y de unos atardeceres maravillosos. He sentido una sensación de paz y tranquilidad como nunca la había experimentado. Por todo eso, y por otras muchas cosas que me guardo para mi mismo, puedo decir que esta experiencia me ha hecho absolutamente feliz.


Y como no puede ser de otra manera, antes de despedirme he de decir GRACIAS a mucha gente. Gracias Mary por entender lo que esto significaba para mi. Gracias a mis padres por sus constantes muestras de cariño y por su apoyo incondicional. Gracias a mis hermanas por decirme te quiero cada vez que hablaba con ellas. Gracias a mis amigos, por decirme “vuelve ya” y “te echamos de menos”. Gracias a mis primos, por sus constantes muestras de afecto. Gracias a toda la gente de la Fundación Nao Victoria (Juan Salas, José, Edu, Lupe, Maca, Ana, Kete y Belén) que se ha dejado el alma en hacer de un sueño, una realidad. Gracias al Maestro Calviño por hacer arte de un trozo de madera de iroco. Gracias al Maestro de la Villa por enseñarnos lo que se puede hacer con un cabo y un poco de brea. Gracias a Ignacio Fernández Vial por ser un idealista y ver genialidades donde otros sólo ven locuras. Gracias a Joaquín Garrido por dirigir magistralmente la construcción del barco y enseñarnos el valor de una sonrisa. Y por su puesto, gracias a todos los que habéis seguido mi aventura todos los días a través de la pagina de la Fundación o de mi blog.

Así pues, llego al final de la aventura, llego a buen puerto, a mi casa, con mi gente. Al Galeón lo llevaré conmigo allá donde vaya y mi espíritu seguirá surcando los mares junto a él. Buenos vientos amigo,y buena mar.

lunes, 12 de julio de 2010

SHANGHAI: OBJETIVO CUMPLIDO

Perdonad que no haya podido actualizar el blog antes, pero en China estan prohibidos los blogs (por eso de la libertad de expresión) y hasta que no he conseguido un programa para burlar el bloqueo no he podido escribir. Lamento también no poder colgar fotos, pero el programa no me lo permite, pero prometo que en cuanto pueda, lo haré. Lo que os voy a contar lo tengo escrito desde el segundo día que llegué aqui, pero creo que merece la pena dejarlo como estaba, aunque lleve ya casi 3 semanas aqui... Ahí va!!:


96 días después de zarpar de Sevilla el 21 de marzo, el 24 de junio atracamos en Shanghái. No sé como explicaros cómo me siento en estos momentos. La verdad es que me cuesta creer que esta locura en la que me metí con toda la ilusión del mundo esté llegando a buen puerto y nunca mejor dicho. Ahora que hemos conseguido nuestro objetivo, echo la mirada atrás, cuando en el mes de noviembre cogí el coche y me fui a Punta Umbría y me da un poco de vértigo. Me he pasado los últimos 8 meses de mi vida dedicado en cuerpo y alma a este barco y eso, para un tío de Madrid y que trabajaba en una oficina, es un cambio brutal. Soy un autentico privilegiado por haber podido participar de esta historia, por haber podido ser parte de una tripulación que ha construido y navegado en un gran barco, haciendo algo histórico y que no se hacía desde hace mas de 3 siglos.


Y también, porqué no decirlo, olé mis cojones (y perdón por la expresión). He navegado casi 11.000 millas (unos 19.000 kilómetros), he cruzado 4 mares (El mar Mediterráneo, el Mar Rojo, el Mar arábigo y el Mar de China), navegado por tres océaos (atlántico, Indico y Pacífico), atravesado 3 estrechos (Gibraltar, Bab El Mandeb y Malaka) y visitado 8 países (Malta, Israel, Egipto, Sudan, Omán, Sri Lanka, Singapur y China). He atravesado una de las zonas de piratas más peligrosas del mundo. He soportado temperaturas de 3 grados de frio y 45 grados de calor, he trabajado bajo la lluvia, he pasado dos gastroenteritis y unos cuantos mareos, me he duchado con agua salada (y fría) durante 96 días, los poros de la piel me han sangrado por el salitre, y en definitiva, he cruzado medio mundo. Toma ya!!!

Por supuesto, todo lo malo se queda en meras anécdotas porque lo positivo gana la partida por goleada, pero eso lo dejó para mi próxima entrada en el blog, dentro de unos días.

Ahora ya puedo contarlo, pero no ha sido fácil. Navegar en las condiciones que hemos tenido se hace duro, sobre todo al principio. He de reconocer que tuve unos días en los que pensé que no iba a poder con esto, que no iba a ser capaz de adaptarme a un medio tan distinto al habitual, al ritmo de las guardias, de la poca comida, de las incomodidades, del mal cuerpo… Pero gracias a Dios, conseguí superar esos malos momentos y he podido realmente disfrutar de una aventura que se queda grabada en mi retina y en mi corazón hasta el día que me muera.



Es más, he de darle la razón a mi prima Lupe y a mi amigo Mosca (quién hizo la travesía Japón- Sevilla con la Nao Victoria hace 4 años). Ambos me dijeron “te va a encantar y aunque se te haga un poco difícil al principio, luego no va a haber quien te saque del barco ni con agua caliente”. Y tienen razón. He disfrutado tanto que me encantaría que después de este puerto hubiera otro y luego otro y otro.

En cierta manera, el Galeón me ha atrapado y me da muchísima pena que esta etapa de mi vida acabe, pues la sensación de libertad y de paz que te aporta la mar es difícilmente descriptible. Aquí no existe más que lo que tienes delante, tus trabajillos, tu conversación con un compi y tu guardia.  Tratar de explicaros lo que se siente estando subido en la cofa del trinquete, pintándola con aceite de teca y con mi musiquita puesta, con unas vistas de un mar increíblemente grande, inmenso, en el que se reflejaba el sol, requiere de una capacidad de comunicación que no se si tengo. Ni usa sola preocupación, solo el mar, el barco y yo. Maravilloso!!! De verdad, la sensación de paz y de liberación que sentí es difícil de expresar con palabras.
Tal vez no lo entendáis, y sería comprensible porque sólo si lo has vivido te puedes hacer a la idea. Pero es una gozada no saber qué día es, ni que ha pasado en el mundo, ni tener n una sola preocupación. Es como vivir en otro mundo, aislado de la realidad y de absolutamente todo. En ese sentido, desde luego voy a echar mucho de menos esto y por eso, esta travesía he estado disfrutando cada segundo, intentando quedarme con la esencia de cada momento..



Pero bueno, las cosas nos gustan tanto porque sabemos que tienen un principio y un final y por eso las disfrutamos tanto. Esta etapa de la navegación se ha acabado, pero ahora me quedan tres semanas antes de irme con Mary de vacaciones por China. Y luego, a seguir con mi vida, que seguro que también me trae muuuuchas mas alegrías junto a mi gente más querida..

Pero bueno, como esto parece estar sonando un poco a despedida, y no lo es, os voy a contar cómo ha sido la travesía. Zarpamos el 10 de junio de Singapur, lo que significa que hemos tenido una de las travesías mas largas: 14 días. Si hay algo que ha cambiado radicalmente en esta singladura respecto a las demás es la meteorología. Los monzones típicos de esta zona nos han traído bastante lluvia en forma de chaparrones intermitentes (y la maniobra de H&S), así como noches con una densa niebla que nos han obligado a aumentar la atención en las guardias. Y lo más increíble, nos ha hecho desenterrar del armario la ropa de abrigo: chaquetones y pantalones largos han vuelto a aparecer por cubierta después de casi dos meses… El mundo al revés!

En el ambiente se ha notado que esta fase termina y los vídeos y cámaras de fotos han estado permanentemente en cubierta. EL tráfico de pen drives copiando las fotos de uno y de otro ha sido una constante y todo el mundo quiere copiar las fotos que tiene algún compi. Claro, así entiendo como tengo 11 gigas de fotos (unas 4.500!!!). Una locura… Especialmente bonito ha sido un video que Mauri nos ha hecho a toda la tripu. Una de las noches lo proyectamos y a más de uno se le puso la piel de gallina… El que lo quiera ver que me lo diga! ;)

Pero sin duda, esta singladura la vamos a recordar por los días que hemos podido disfrutar de navegar a vela y sin motor. Hasta ahora casi siempre que sacábamos las velas poníamos un poquito el motor para ayudarnos, pero en esta ocasión hemos navegado varios días con un solo sonido: el del mar. Y también recordaremos esta travesía porque nos dio la oportunidad de echar la zodiac al agua y hacer fotos del barco desde fuera.


Y así, el pasado jueves arribamos a Shanghai, un par de días mas tarde de lo que yo quería porque fue el cumple de Mary el 23 y quería haber estado en tierra para poder hablar mucho más rato con ella… Pero como os digo, al llegar, os podéis imaginar las caras de satisfacción de todos nosotros, aunque en nuestro interior también hubiese un sentimiento de pena. En mi caso, esos sentimientos se unieron a una frase que me sentía obligado a pronunciar: “Gracias Dios mío”.

sábado, 5 de junio de 2010

COLOMBO (SRI LANKA) - SINGAPUR

Zarpamos de Colombo (Sri Lanka) el viernes 28 de mayo sobre las 10.30h de la mañana. Los días que pasamos en Sri Lanka dieron bastante de sí (pude irme un par de días a la playa a no hacer nada) pero nos dejaron un último regalito: mas de media tripulación con una cagalera monumental, así como varios tripulantes encamados con gastronteritis. Esta claro que nuestros occidentales estómagos no están preparados para un cambio tan radical y tan repentino. Mis obligaciones como médico de abordo (creo que ya os comenté en algún momento que esa es una de mis funciones, y de ahí mi apodo de Doctor Chateau) me hicieron tener que atender a todos los que pude, a pesar de que yo también acabé tocado con el estomago, aunque en unas horas se me pasó. Un medico enfermo no es un buen ejemplo para sus pacientes! jajaja..

Aunque los primeros días de la travesía fueron mas o menos tranquilos, los últimos fueron una locura, ya que nos hemos hartado de trabajar para poner el barco bonito. Y es que el mantenimiento del barco es tremendo, ya que siempre hay que estar haciendo cosas. En esta ocasión, hemos vuelto a calafatear la cubierta y a darle una mano de pintura a todo el barco (en ocasiones con delfines mirando), ya que queríamos tenerlo perfecto para cuando llegaramos a Singapur, donde la plana mayor de la Fundación nos esperaba. Además, en estos días en puerto tendremos diversas visitas publicas y privadas, así que todo tiene que estar niquelado!!

Para amenizar las horas de trabajo en la cubierta, organizamos el típico juego del Asesino. Nos repartimos unos papeles a cada uno con el nombre de a quien tenemos que matar (dándole un tirón de orejas) con idea de ver quien sobrevivía y llegaba vivo a Singapur… Aunque parezca una chorrada, cosillas como estas animan mucho y nos echamos nuestras buenas risas… Ha sido muy gracioso vernos a todos mirarnos con caras de mosqueo cada vez que tenias a alguien cerca… Al final, ganó Esther, una de nuestras tripulantas… Estaba claro que en un juego de engaños y traiciones, tenia que ganar una mujer…jajajja.. es broooooma… ;)

Durante esta travesía también hemos abierto el ciclo de “Galeones por el mundo”. Consiste en que los que quieran participar, muestran entre 5 y 10 fotos de algún país donde hayan estado y cuentan su viaje, su experiencia, la cultura del país, etc. Etipia, Tokio y Nueva Zelanda han sido las primeras, y realmente fue muy interesante. Yo conté mi experiencia nipona, y la verdad, la gente quedó encantada… Es lo que tiene ser un orador tan profesional…jajjajaa…

Y aunque nuestros planes eran llegar el viernes, por asuntos de tráfico portuario nos vimos obligados a bajar de velocidad y retrasar nuestra llegada a puerto hasta el sábado. La recompensa, fue un pedazo de baño que nos pudimos pegar en pleno oceano índico, tirándonos al agua desde todos los sitios que nos atrevimos. Disfrutamos como niños pequeños, no lo voy a negar…HOy hemos llegado sobre las 8 de la mañana y nos ha caido una manta de agua espectacular. Hemos estado mas de una hora bajo la lluvia, completamente empapados durante la maniobra de atraque... pero es lo que tiene ser marinero! ;)

Otra de las cosas mas bonitas de esta travesía han sido los amaneceres y atardeceres que hemos podido disfrutar. Los colores del cielo en esta zona son especialmente llamativos y sinceramente, me han hecho ponerme incluso un poco sentimental!! jajajaa

En fin, esta aventura se va acabando y poco a poco aquellas cosas que mas echas de menos cada vez se ven mas cerca… Y no me refiero solo a los seres queridos… Sabéis con una de las cosas que mas sueño? Con ropa limpia y seca!! Jajaja… No os podéis imaginar las ganas que tengo de ponerme un pantalón limpio, una camisa recién planchada, unos gayumbos que no estén húmedos…. Jajajaja.. son pequeñas cosas que con este viaje estoy valorando mogollón!!!

Desde aquí, y para terminar, le mando un beso muuuy gordo a mi sobri Ignacio, que ha cumplido ya 3 añazos!! Que ganas tengo de verte enano!!

miércoles, 26 de mayo de 2010

SALALAH (OMAN) - COLOMBO (SRI LANKA)

Ya estoy de nuevo por aquí! Os contaré que la estancia en Salalah (Omán) ha sido una pesadilla. No os podeis ni imaginar el calor que hemos tenido que soportar, el pestazo del olor del barco que teníamos atracado en la proa (y que se dedica al transporte de ganado y estiércol) y la de problemas que hemos tenido para dejar el país.

Salalah es una puerto muy importante en este país musulmán en el que se ve que hay mucha pasta (el petróleo es la principal fuente de ingresos) y a tal nivel que los Omaníes no pagan impuestos, ya que el país tiene tanto dinero que no los necesita. En principio hacíamos escala aquí para recoger al barco que no iba a escoltar durante los siguientes cinco días de travesía, ya que parece ser que gran parte de los ataques de piratas se producen al final del corredor de seguridad que atravesamos anteriormente y que esta vigilado por fragatas de la OTAN. Vamos, que es como si los atracadores te esperasen a la salida de la boca de metro… Así que para evitar líos, y en gran medida obligados por las altas instancias gubernamentales españolas, nos hemos visto obligados a contratar una escolta privada: un barco con 6 pistoleros armados hasta los dientes. Y no es coña.

Como os decía, en teoría teníamos que llegar a Salalah, recoger a los rambitos (como les hemos llamado) y marcharnos, pero distintos problemas en las negociaciones nos han obligado a retrasar la salida una semana entera, con la incertidumbre añadida de no saber exactamente qué día nos íbamos.

Esa semana la hemos aprovechado para hacer, entre otras cosas, una excursión (apasionante, lo mas llamativo que nos enseñaron fue… un riachuelo en una montaña!!! Os imagináis nuestra cara cuando el guía nos hace bajarnos del autobús a ver un riachuelo de 2 metros de ancho que baja por la ladera de una montaña?? De coña…). Otros días nos hemos dado el lujo de irnos a pasar el día a la piscina y playa privada de hoteles de lujo, donde nos hemos hartado de beber cerveza (algo prohibido en el resto de Oman) y de comer chuletones.

Por fin, el domingo 16 zarpamos de Salalah y nos quedamos dando vueltas a varias millas del puerto, donde finalmente nos reunimos con los rambitos 36h mas tarde de lo acordado. A partir de ahí, rumbo a Sri Lanka, a Colombo, en concreto, donde llegamos ayer, martes 25 de mayo.

La verdad es que la travesía ha sido bastante movida, ya que hemos sufrido mucho mas balanceo en el barco del que hasta ahora habíamos tenido, haciendo bastante coñazo la vida abordo. Pero es lo que tienen los barcos, que están en el agua y que cuando hay olas, ya se sabe… Por lo demás, lo mas reseñable ha sido la instalación de dos aparatos de aire acondicionado en el sollao, donde dormimos. (en la foto veis la inaguaracion oficial). Sí, ya sé que algunos pensareis “vaya mariconada, así no navegaban en el siglo XVII”, pero os aseguro que era imposible vivir ahí abajo. Estoy convencido que la temperatura rondaba los 50 grados e (intentar) dormir era un ejercicio de masoquismo absoluto. Con el aire, la verdad es que se ha ganado habitabilidad y confort, y de hecho, ahora pasamos muchas horas aquí encerrados y se puede dormir bien, aunque yo sigo haciéndolo en cubierta bajo las estrellas, que eso en Madrid no se puede;)

Afortunadamente, algunos días hemos tenido viento por la popa o por la aleta, lo que nos ha permitido sacar las velas mayor y trinqueta. Las maniobras siguen siendo espectaculares, y cada dia nos van saliendo mejor, eso sí, con mucho esfuerzo, que las vergas pesan tela…

La verdad es que toda la tripulación estaba deseando llegar a Sri Lanka, ya que nos han hablado muy bien de él por las hermosas playas y lo fría que sirven la cervecita, que se hecha mucho de menos ;) Es curioso pensar que, en millas, estamos a mitad de camino hasta Shanghai, aunque en tiempo, estamos casi llegando a nuestro destino, pues nuestros planes son llegar a tierras chinas la segunda quincena de junio. Y hablando de distancias, el otro día me sorprendí al realizar el cálculo de la distancia que hemos recorrido en kms ( que es una medida que la mayoría controlamos mucho mejor). Hasta ahora, mas de 6.500 millas, es decir, unos 11.000 km!! Casi nada!!!

He tenido la suerte de no tener guardia durante esta escala, asi que junto con un nutrido grupo de tripulantes nos hemos venido a pasar un par de dias a una zona de playa surfera. Sri Lanka es super chulo, tiene un monton de jungla, unas playas muy chulas y una gente muy amable. Solo llevamos algo mas de 24 horas, pero de momento estamos encantados.
Si no hay cambio de planes, el proximo viernes ponemos rumbo a Singapur, donde llegaremos en unos 10-12 dias... asi que tendreis que esperar unos dias para tener nuevas noticias...

Por cierto, mando un besazo enorme a mis dos sobris, Cayetana e Ignacio, que cumplen años dentro de unos dias. Como os echo de menos mis niños!!! muaaaaaaak

martes, 11 de mayo de 2010

SUDAN - OMAN

Aunque teníamos previsto salir a las 11 de la noche, decidimos posponerlo a las 6 de la mañana del dia siguiente. El buen tiempo parecía que nos esperaba y eso hizo que todos partiésemos con buena cara. Nuetro siguiente destino era Sri Lanka, una isla paradisíaca a la que todos estamos como locos por llegar, pero las cosas no siempre salen como pensabamos... Como dice un gran sabio que ha dirigido la construccion del Galeon, Joaquin, "lo unico cierto de este viaje es lo incierto". Aun así, teníamos que volver a a afrontar el Mar Rojo y despues, la zona de piratas cercana a Somalia. Otra gran prueba.

En dos días y medio salimos del Mar Rojo sin mas incidencias q la falta de viento y nos adentramos en el Golfo de Aden, donde comienza el peligro. Somos conscientes de que es una zona de riesgo y por ello comenzamos a tomar medidas: se dejaron preparadas las mangueras antiincendio para impedir el abordaje del barco, se electrificó el balcón de popa (en realidad no había ni electricidad ni cable, solo cabo negro y unas pinzas, pero de noche daba el pego perfectamente ;), se realizaron turnos de guardia intensivos, y se nos explicó el protocolo de actuación en caso de peligro:

En primer lugar, en caso de avistamiento de alguna embarcación sospechosa, se daría la alarma por radio, satélite, etc. anunciando la posible amenaza. En ese momento, toda la tripulación deberíamos acudir a cubierta para que los piratas vean que somos mucha gente y en caso de que el abordaje fuera inminiente, el capitán daría la orden de que nos esconderíamos en el pasillo de válvulas mientras él y los ingenieros paraban los motores del barco, cancelaban la electricidad, etc, todo ello con idea de que los piratas no fueran capaces de arrancar el barco. Se supone que una vez que se confirma la amenaza, las fuerzas de seguridad que andan por aquí distribuidas mandan un helicóptero que llega en menos de 30 minutos. Ese es el tiempo de que disponen los piratas para intentar arrancar el barco y si ven que no pueden, dedicarse a desvalijar lo que puedan.

Afortunadamente, desde que hemos entrado en el corredor de seguridad, que esta controlado por fragatas alemanas, españolas, japonesas e incluso alguna rusa, hemos contado con la escolta de varias fragatas, enter ellas la española, llamada Victoria (que casualidad no?), que nos ha ido escoltando durante los 3 dias que hempos necesitado para cruzar las 600 millas del corredor de seguridad que esta esatblecido en esta zona.
Asi pues, afortunadamente, hemos podido pasar esta zona sin mayores contrariempos.

La sorpresa vino cuadno nos informaron que ibamos a hacer una parada tecnica en Oman, para contar con un dispositivo de seguridad adicional para los proximos dias, asi que aquí estoy, en un país del que casi no habia oido ni hablar, con un calor tremendo y unas ganas locas de echarnos a la mar otra vez... a ver si es que al final me va a gustar esto de navegar? :))

sábado, 1 de mayo de 2010

HAIFA – SUDAN

A las 23.00h del martes 21 de abril, partimos hacia Port Said, en Egipto, donde debíamos hacer una parada técnica para repostar combustible y comprar víveres. A partir de ahí nos esperaban unos 19 dias de navegación hasta llegar a Sri Lanka, que era nuestro destino final.. Peor como leeréis mas abajo, las cosas no siempre salen como uno planea. Lo unicocierto en este viaje es lo incierto... Pero vayamos por partes….

Como os decía el 21 de abril salimos de Haifa hacia Port Said, donde llegamos en unas 20 horas, junto con unas invitadas con las que no contábamos. Aun estamos intentando descubrir quien fue el listo que las dejó entrar, porque menudo coñazo han dado. Y me refiero a las 1500 moscas que de pronto aparecieron por todo el barco dando la lata y molestándonos a la hora de trabajar o de dormir.
Al llegar, nos encontramos con la primera de las sorpresas. Por si no lo sabeis, cuando un barco va a entrar en puerto, es obligatorio que suba a bordo un Práctico, que viene a ser como un controlador aéreo que se hace cargo del barco. Pues bien, cuando el práctico se acercó con su barco, sufrimos el primer acto de piratería. Las personas que llevan el barco del practico empezaron a pedirnos 5 cartones de tabaco o de lo contrario no permitían al practico subir abordo. Tensión, nervios, gritos y al final, 2 cartones que volaron hacia sus traicioneras manos. Según me contaron después, la zona del canal de Suez es conocida como la Marlboro Chanel, asi que ya os imagináis porqué. Fue un espectáculo lamentable, pero así funcionan las cosas…


Al llegar a Port Said, segunda alegría: parte de los viveres que solicitamos enlatados o en conserva, vienen “frescos”, lo que acarrea nuevas discusiones y algún que otro grito. De modo, que al final, embarcamos parte de lo que preveíamos y esto se ha visto reflejado en nuestra dieta: racionamiento de pan, fruta, leche, café… Sin embargo, lo hemos llevado con bastante buen humor, como todo aquí.

Finalmente pusimos rumbo al Canal de Suez el viernes 24, y lo atravesamos sin mas complicaciones. Por cierto, y antes de que se me olvide mencionarlo, ya que se lo prometí, mi querida tia Lupe estuvo unos dias a bordo junto a las mujeres del almirantazgo, y atravesaron con nosotros el Canal de Suez. Ella pudo ver lo bien que lo pasamos abordo y que cualquier motivo es bueno hartarnos de reir...


El sábado 25 llegamos al Mar Rojo, donde los vientos del norte nos esperaban y nos han permitido Navegar, con mayúsculas, ya que por primera vez desde que este barco surcó los mares pudimos desplegar todas las velas (6). Un autentico espectáculo que se prologó durante días.

Por otro lado, hemos empezado a pescar!! Aunque llevamos desde que salimos con un aparejo echado por estribor y otro por babor, en el mediterráneo no fuimos capaces de coger nada (en parte porque vamos a 8-9 nudos y a esa velocidad es complicado). Pero al llegar al Mar Rojo la suerte ha cambiado! Fundamentalmente hemos cogido bonitos y varias barracudas. No os imaginais como estamos todos cuando pescamos algo, parecemos niños pequeños jajjaajaja… Esta pesca ha permitido variar un poco la dieta y hemos podido comer atun varios días, que se agradece mucho…

Si embargo, estos días estamos ya sufriendo las primeras penurias alimentarias. Debido a la travesía tan larga que tenemos, hay cosas que no se conservan correctamente por mucho que lo intentemos, como por ejemplo el pan. Ha habido paquetes enteros de pan bimbo que hemos tenido que tirar porque se han llenado de moho, y claro así las cuentas no salen. De esta manera, nos hemos visto obligados a racionar el pan durante el dia, y ha tener por ejemplo solo 1,5 tostadas por barba para desayunar. A eso, hay que sumarle que tocamos a solo 3 dedos de leche porque no tenemos mas… Es una putada, pero bueno, al final nos lo tomamos todo con buen humor y nos hartamos de hacer bromas al respecto…


Pero la verdadera penuria no esta siendo esa. El verdadero problema es el calor. Para que os hagais una idea, a las 7 de la mañana tenemos casi 30 grados y un 70% de humedad, por lo que estar en cubierta se convierte en un ejercicio de masoquismo. Por eso, hemos cambiado un poco los turnos de trabajo (ahora empezamos a las 6 de la mañana hasta las 12 y de 1800h a 20h) y asi por lo menos en las horas centrales puedes intentar descansar un poco. Pero claro, los sitios con sombra son muy pocos y hay que estar muy rápido para coger un lugar donde te puedas sentar a leer sin morirte de calor… Lo bueno, es que estamos empezando a aclimatarnos y lo malo es que ahora mismo estamos en el pararelo 19 y tenemos que llegar al 1, lo que significa que cada vez vamos mas al sur y por tanto, cada vez vamos a tener mas calor y mas humedad (hasta llega al 95%). Realmente esto va a ser lo mas duro y eso que solo estamos empezando…

Además, estamos empezando a sufrir los rigores de las duchas saladas. A muchos de nosotros la sal nos está cerrando los poros en algunas partes del cuerpo (antebrazos, axila, espalda) y eso nos esta produciendo o bien una especie de eczema, que pica y escuece un montón. Ante este problema, se nos ha dado permiso para utilizar una botella de dos litros por persona para que cuando terminemos de ducharnos podamos darnos con un poco de agua dulce en el ultimo momento y asi quitarnos un poco la sal. Veremos a ver si asi estamos mejor dentro de unos días.

Bueno, seguramente habreis visto por la pagina web de la fundacion que estamos retrocediendo hacia Sudan, desde donde os escribo ahora. Hemos tenido un problema con uno de los motores, ya que se ha producido una pequeña averia: un desajuste en uno de los escapes del motor. Y como aquí lo principal es la seguridad, se ha creido conveniente ir a puerto para resolverlo adecuadamente. Ahora mismo el tema esta arreglado, ya que se ha hecho una chapucilla temporal, pero no queríamos meternos en el Indico a navegar con eso estropeado, asi que no tuvimos mas remedio que darnos la vuelta. Ha sido un palo tremendo porque nos hemos visto obligados a desandar dos días de travesia, que a estas alturas, ya se hace pesado, asi que pensar que tenemos que pasar unos días en Sudan no nos hace demasiada gracia, especialmente porque este país es un poco rollo: no podremos hacer turismo, esta prohibida la cerveza, no hay bares, no existe la coca cola y de la comida no nos fiamos demasiado… Asi que veremos a ver si no estamos demasiado. Teniendo en cuenta que llegamos en viernes, Ignacio quiere que estemos solo un par de días y nos vayamso, per yo sospechoe que estaremos mas… Asi que la llegada a Sri Lanka, que es donde todos estamos deseando llegar, se ve retrasada al menos una semana…
 
Asi que aqui estamos, esperando que en breve partamos y podamos seguir con nuestro viaje... Os seguire contando desde Sri Lanka si Dios quiere y el mar no lo impide!
 
Besos y abrazos

domingo, 18 de abril de 2010

MALTA -ISRAEL

El pasado sábado 10 de abril zarpamos de Malta a las 11 de la noche. Estabamos todos deseándolo, aunque ello supuso perdernos la mitad del partido de Madrid contra el Barca. Lo cierto es que tampoco nos importó demasiado porque en este mundo de aventura, las cosas mas normales pasan a un segundo plano. Esa noche tuve guardia de 12 a 4h, aunque en realidad la acabamos acortando alas 3, por eso de los cambios en los usos horarios.


El domingo lo pase bastante mal, ya que después de comer, me entró un dolor de barriga tremendo y acabe echando la pota nada mas terminar de comer. No sé si fue por tema mareo o gastronteritis, pero el caso es que me pasé 36 horas en la cama echo polvo. Se pasa fatal cuando te encuentras tan mal, y encima en un barco, sin tener a nadie de tu gente cerca. No se lo deseo a nadie, la verdad. Y en esos momentos se te pasa por la cabeza “yo me voy de aquí”… Lo bueno es que cuando te encuentras mejor, esos malos pensamientos se te acaban yendo…

El lunes fui mejorando y lo cierto es que por la noche ya estaba prácticamente bueno. Fue una de las noches mas divertidas, ya que recibimos la visita de una bailaora sorpresa, (nuestro amigo Augusto vestido un traje de gitana y su compadre Jauma, vestido de corto). Las risas y los bailes se sucedieron al compas de la guitarra de pepito Jerez y los ritmos de la caja.

Lo cierto es que la travesia hasta Haifa ha sido la mas agradecida desde que me he embarcado. Cogimos un anticiclón que dejó el mar como un plato durante 3 o 4 dias (mirad la foto... auqnue tengo una cara de mala leche tremenda...) y la verdad es que ha sido como navegar por un lago. La parte mala, es que no hemos tenido nada de viento y hemos tenido que navegar a motor. Nos hemos hartado de trabajar en esta travesia, lijando la cubierta y pintándola, pero como el barco no se movia, ha sido bastante cómodo.

Y así, poquito a poco, avistamos tierra y llegamos a Haifa el jueves por la tarde. Como siempre, la llegada fue muy llamativa, y con un poco de estrés para prepararlo todo, pero la maniobra de atraque salió bastante bien.

A partir de ahí, hemos estado organizándonos las guardias para pode disfrutar de unos días de turismo. El viernes me fui con otros 3 a conocer Nazaret, el mar de Galilea, Canaa, y unos cuantos sitios mas. Israel es un país muy montañoso y al verdad me lo esperaba diferente. El sábado, en Israel, la vida se paraliza casi por completo ya que se celebra el Sabat. Los comercios cierran, el transporte público no funciona, vamos que un día festivo, no laborable y en el que no esta permitido hacer nada (ni siquiera hacerse unas tostadas, y no es broma!). Asi que junto a otros 14nos hemos ido de excursión a Jerusalén.

La verdad es que se me hace un poco difícil explicar cómo es Jerusalén. Me ha sorprendido sobre todo la mezcla de religiones que conviven allí y la pasión por la religión que se respira. Cristianos, judíos (en alguna de sus múltiples versiones), ortodoxos, musulmanes, etc. conviven en una tierra que ha sido victima de guerras, luchas, destrucción y reconstrucción durante siglos. Hemos visitado el Monte de los Olivos, el Huerto de los Olivos, la Basílica de la Agonía, el Monte Sión, la tumba del Rey David, el Gólgota, el exterior del Santo Sepulcro, el Muro de la Lamentaciones… No he podido evitar pensar en cada rincón que visitábamos, que Jesucristo vivió, evangelizó, sufrió y murió en esas mismas calles y lugares. Entiendo que para los que no creen en esto llamado religión, la visita haya sido más cultural que otra cosa, pero para mí, ha sido un regalito más dentro de esta maravillosa experiencia. Aun así, me voy con una espinita clavada, y es que no pudimos entrar dentro del Santo Sepulcro, ya que después de mas de 45 minutos de espera y cuando estábamos a 5 metros de entrar, apareció una procesión Armenia (¿?) y nos cerraron el acceso durante otros 45 minutos. Así que como llevábamos un poco de retraso en nuestro tour, tuvimos que marcharnos. Fue una pena, y la verdad, me quedé con las ganas, pero bueno, tal vez esa sea la excusa perfecta para volver algún día.

Y aquí seguimos… El martes se celebra el dia de la Independencia Israelita y es dia festivo, asi que tendremos un monton de visitas. La idea en principio es partir hacia Port Said, en Egipto, donde pasaremos 3 o 4 dias antes de cruzar en Cnal de Suez y poner proa al Mar Rojo.

Como siempre, os ire contando como ha ido dentro de unos días…

Besos y abrazos

jueves, 8 de abril de 2010

TRAVESIA MALAGA - MALTA

El pasado 31 de marzo por fin zarpamos desde Malaga en dirección a Malta, donde llegamos el pasado lunes 5 de abril. Aunque inicialmente teníamos previsto salir de Málaga el dia 31 a las 10 de la mañana, la tramitación de algún dichoso papel de última hora nos hizo retrasar la salida hasta las 16.30h. Para pasar el rato, entre otras cosas iniciamos las partidas de parchís. Visto el nivel de pique que tuvimos, veremos a ver si no acaba alguno fondeando el dichoso tablero jejeje..


Durante esta travesía me ha tocado en la guardia A, que es la mejor, en el sentido de que tenemos guardia de 8.00h a 12.00h y de 20.00h a 00.00h), aunque cada semana de navegación iremos cambiando, por lo que después me tocará en la B (de 12.00h a 16.00h y de 00.00h a 4.00h; y posteriormente, la C (de 16.00h a 20.00h y de 4.00h a 8.00h). Por cierto, que mi prima Lupe, que se ha venido con nosotros hasta Malta, se ha portado como una jabata, siendo una mas de la guardia A. La echare de menos ahora qeu se ha ido. eres la mejor prima!!
La nota negativa del primer día de navegación fue confiarme en que tendríamos cobertura al dia siguiente y de repente me encontré con que se fue mucho antes de lo que todos pensábamos, con lo cual nos quedamos sin poder mandar ese ultimo mensaje de despedida o sin esa ultima llamada. Perdón a los damnificados… ;)

El jueves 1 de abril pase por la peluquería. Inicialmente tenia la intención de pegarme un pelado descomunal, dejándomelo tipo militroncho. Pero al ver el aspecto de enfermo terminal que se le quedo a uno de mis compis al raparse, me lo pensé dos veces, así que el Croqueta el tripulante mas joven, me cortó la melena con maquinilla, pero al 4. Las consecuencias, mejor no las pongo en el blog para no herir sensibilidades ni hacer que una que yo sé se desenamore inmediatamente, aunque parece ser que en las fotos que hay colgadas en la pagina de la fundación (http://www.guadalquivirriodehistoria.es) ya se delata la carnicería. Si tengo tiempo en algún momento, intentaré arreglar el desaguisado y si no se puede, cortaré por lo sano, nunca mejor dicho…

Después de la sesión de peluquería pasé por mi primera ducha de agua salada y fría, y realmente, tiene muy poco de glamouroso. En esos momentos me acordé de todas esas duchas calentitas que me he pegado en mi vida, y las recuerdas casi con lagrimas en los ojos.. jajaja… Solamente podemos ducharnos con agua dulce cuando llegamos a puerto, pero aun asi, sigue siendo con agua fría, y la verdad, muy agradable no resulta…

En cuanto a la navegada, durante los días que hemos estado cruzando desde Málaga a Malta (pasando por delante de Argelia y Túnez), ha habido un poco de todo. Hemos tenido ratos de mala mar, en los que en algún momento me he encontrado regular con el rollo mareo, hemos tenido muchos momentos muy buenos, en los que se disfruta un huevo navegando y algún que otro momento malillo. Seguramente, los machotes que llevan muchas millas mas que yo a sus espaldas dirán que en ningún momento el barco se ha movido demasiado, pero para mi, que soy mas de ciudad que los ladrillo, la cosa cambia. A todo se acostumbra uno, y es solo cuestión de horas en la mar…

Desgraciadamente, la mayoría del trayecto lo hemos tenido que hacer a motor, porque hemos tenido gran parte del viaje con viento de proa o por la amura (el costado delantero) y pro tanto no podíamos usar las velas. Pero el lunes, justo la mañana antes de llegar a Malta, pudimos desplegar todo el velamen de barco. El resultado: espectacular. Alcanzamos los 9 nudos de velocidad, que para un barco de estas características es un huevo. La cara de todos nosotros era de felicidad, pero especialmente la de mi tío Ignacio, diseñador del barco y responsable de esta aventura. Estaba como un niño con zapatos nuevos, per lo cierto es que era para estar orgulloso.

Ah! Y el pasado 2 de abril, fue mi santo y el de Curro MArchena, uno de mis compis... Papa, tambien fue el tuyo asi que felicidades!!! En esta foto podeis vernos a los dos curros... Jejjeje... menuda panda!!
Respecto a las comidas, seguro que alguno de vosotros se está preguntando qué comemos… digamos que si alguien pretende ponerse a régimen aquí, va de culo. Patatas guisadas, salmorejo, pasta con tomate, fabada, arroz con salchichas y tomate, garbanzos con chorizo y morcilla, lentejas, mas arroz, mas patatas... como veis, gran variedad, aunque la carne brilla por su ausencia, asi que en cuanto llegué a Malta lo primero que hice fue meterme un solomillo de medio kilo entre pecho y espalda!!!

Ayer abrimos al publico y realmente alucinamos con la afluencia de publico que hubo. Es cierto que los dos megacruceros que atracaron junto a nosotros contribuyeron a que hubiera muchas visitas, pero aun así, nuestras previsiones se desbordaron, ya que hubo mas de 2500 visitantes. Por cierto, que me hicieron dos entrevistas para la televisión local, aunque lo malo es que no he podido verlas… Es lo que tiene tener esta planta…jajajja

Hoy nuestros jefes nos han dado el dia libre, asi que he aprovechado para irme con unos cuantos de excursión a visitar Malta, que es realmente bonito. Estamos a la espera de que cambie el viento (hay un levante tremendo que nos obligaría a ir con viento de proa todo el camino, lo cual castiga mucho al barco y a los tripulantes), asi que estamos a la espera de que amaine y podamos zarpar rumbo a Israel, nuestro próximo destino. Espero poder tener la oportunidad de contaros como ha ido la siguiente travesia, asi que hasta pronto!!

Por cierto, si quereis seguir lo que va ocurriendo dia a dia, podeis ver el diario de a bordo, que escribimos cada da un tripulante en la pagina http://www.guadalquivirriodehistoria.es/cuaderno-de-bitacora/cuaderno-de-bitacora y si quereis ver algun video, entrad en  http://www.youtube.com/watch?v=IofLjcesM6w&feature=player_embedded

Besos y abrazos

martes, 30 de marzo de 2010

DESPUES DE MALAGA… RUMBO A MALTA!

Después de un par de días en Cádiz, pusimos rumbo a Málaga, donde llegamos el pasado jueves. La singladura hasta Málaga era una de las digamos “comprometidas” ya que atravesar el estrecho de Gibraltar tiene su tela. Dicen los avezados marineros que el estrecho se cruza cuando él quiere, y no cuanto tú lo pretendes, pero afortunadamente, con nosotros se portó bien y pudimos atravesarlo a vela (lo que tiene mas merito aun!). Por cierto, abordo vinieron unos periodistas de TVE que estuvieron grabando imagenes y me hicieron una entrevista.  En este link http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100326/noticias-andalucia-26-03-10/730250.shtml?s1=noticias&s2=informativos-territoriales&s3=noticias-andalucia&s4= podeis ver el telediario de ese dia y los ultimos 2 minutos son sobre el Galeon.



De esta manera, llegamos el jueves por la mañana a Málaga, donde unas pocas personas (entre ellas mi primo Pablito) disfrutaron del magnifico atraque del Galeón. Curiosamente, aquí en Málaga estamos atracados junto a una imitación de un barco de época (La Santísima Trinidad), aunque realmente es una discoteca con forma de barco, un pantalán tuneado. Las comparaciones son odiosas, pero en este caso, ganamos por goleada. Aun así, ver dos barcos de este estilo juntos, resulta cuando menos curioso.

Estos días previos a la Semana Santa los hemos dedicado a mejorar algunas cosas que vimos durante la travesía, ya que es de vital importancia tener el barco en las mejores condiciones posibles, ya que nuestra próxima travesía durará algo mas de una semana.

Realmente, me apetece mucho empezar a navegar en serio, aunque por otro lado, no lo voy a negar, me da también mucho respeto. Se acabó e navegar 24 horas y parar en puerto, ahora empieza lo gordo y una vez que te subes a bordo, ya no puedes bajar. No vale quejarse, tener dudas ni disfrutar. Esto es lo que hay!. (Solo espero que la gastroenteritis que me ha estado dando guerra estos últimos días desaparezca del todo y me deje tranquilo!).

Según tengo entendido, solamente tendremos cobertura de móvil e internet hasta el jueves, con lo cual no sé cuando podre volver a conectarme y contaros cosas, pero seguro que merecerá la pena estar atento al blog. Asi pues, me despido hasta dentro de unos días!! Bye Spain, wellcome Malta!!

martes, 23 de marzo de 2010

POR FIN ZARPAMOS!!

El pasado dia 21 de marzo el Galeon Andalucía puso, finalmente, proa hacia Cádiz, nuestro primer destino en este apasionante viaje. Como podeis imaginar, los días previos fueron de una intensa actividad, ya que teníamos que dejar todo preparado para poder afrontar nuestro viaje: cabos, herramientas, viveres, etc. Pero la verdad, lo hicimos todos encantados, ya que la frase mas repetida de los últimos días era “que ganas tengo ya de navegar”.

El domingo estábamos todos citados a las 10.00h para realizar los últimos preparativos y a las 17.30h comenzaron los actos para despedirnos. Fue algo sencillo aunque muy emotivo, y no lo voy a negar, muy divertido para nosotros. Debidamente uniformados, posamos en cubierta para los distintos medios de prensa que acudieron a cubrir la noticia y después formamos en tierra junto al
costado del barco. Un presentador  de Canal Sur, Rafael Cremades, hizo la introducción y dio paso al Presidente de la Fundacion Nao Victoria, Juan Salas, quien pronunció un emotivo discurso. No os lo voy a negar, me sentí super contento, super ilusionado y sobre todo, agradecido a Dios por darme la oportunidad de participar en esta aventura. Se que mucha gente querria haber estado entre nosotros, formando parte de la tripulación, y por ello somos unos privilegiados que estamos rememorando la historia del comercio de hace tres siglos. Y eso, no se hace todos los días.

Después, fuimos desfilando uno por uno para darle dos besos a Doña Gloria, Madrina del barco y mujer del Presidente de la Fundación (por cierto, que todos nos pasamos el protocolo por el arco del triunfo, porque nos dijeron que le diéramos la mano, y le plantamos dos besos cada uno, jejeje). Y en estas, iniciamos la maniobra para salir del muelle, mientras la banda de música tocaba el himno de España. Realmente, se nos pusieron los pelos de punta, viendo como la gente aplaudía, el barco mostraba majestuosamente la proa y viraba 180 grados para poner rumbo al Puente de las Delicias. Y para completar la estampa, parte de la tripulación trepamos por los obenques para despedir a la gente desde arriba. La imagen, no podía ser mas bonita!!.

Lo cierto es que la salida la disfruté como un cochino en un charco, fue algo que no se me olvidará nunca. Eche de menos a mucha gente, a mi gente (familia, novia, amigos…) ya que me habría encantado que lo hubieran visto, pero bueno, siempre queda verlo por internet:



El primer dia de navegación ha sido bastante ajetreado, ya que hemos aprovechado para realizar diversas maniobras, probar las velas (se desplegó todo el velamen del barco y la imagen desde fuera debió ser espectacular!! Aunque la mala suerte hizo que el viento que nos acompañó todo el día desapareció en cuanto empezamos a desplegar velas…También aprovechamos para terminar de realizar las últimas pruebas de Capitanía, que por cierto superamos sin problemas

Sobre las 18.00h llegamos a Cadiz, nuestro primer destino, donde estaremos abiertos al publico, y volveremos a soltar amarras en la madrugada de miércoles, rumbo a Málaga, donde previsiblemente estaremos unos días…

Así pues, por fin ha comenzado la segunda parte de la aventura (la primera ha sido participar en la construcción del barco). Ahora es cuando de verdad empieza lo divertido, pero tambien lo duro: mi primera ducha en el barco con agua fria, fue de lo mas desagradable, pero mejor que me vaya acostumbrando porque me quedan tres meses así.. y con agua salada!!.

A partir de ahora no se cuando podre ir actualizando el blog pero iré escribiendo periodicamente y actualizaré el blog cuando tenga conexion... Asi pues.. hasta pronto!

jueves, 11 de marzo de 2010

EN SEVILLA... DE MOMENTO!!

Parece que me ha mirado un tuerto, pero no soy capaz de encontrar el momento de zarpar. Llevamos ya casi 2 semanas de retraso con respecto a la fecha inicialmente prevista y mi quilla solo ha sido capaz de surcar un trocito de océano atlántico, cuando el pasado día 24 de febrero traje a toda la tripulación desde Huelva a Sevilla, donde ahora mismo permanezco amarrado en el Muelle de las Delicias.

La primera navegada relevante fue muy entretenida, tanto por las condiciones de una mar levemente agitada, que mecían de banda a banda mis 300 toneladas, como por el buen ambiente que se respiraba en mis cubiertas. Me sentí especialmente orgulloso de la tripulación que con tanto cariño me mima cuando, al organizarse las guardias y solicitar 4 voluntarios, los 18 tripulantes levantaron la mano ofreciéndose para hacerme compañía a la luz de la luna. Realmente estos chicos me quieren y sé que me voy a llevarme muy bien con ellos.


Llegamos al Guadalquivir un poco preocupados porque el temporal que azotó esos días a Andalucía provocó que el río estuviera apunto de desbordarse, aunque afortundamente conseguí amarrar sano y salvo. (Por cierto, gracias Manolo por advertir al resto que el puente de las Delicias no estaba subido… Me habría dolido mucho romperme alguno de los palos!!). La llegada al muelle fue muy emocionante, con cerca de 100 personas que nos recibieron entre aplausos y vitores, a pesar de ser mas de las 10 de la noche. Para los que vivian esa sensación por primera vez, debió ser para ponerles los pelos de punta…

La ciudad de Sevilla se ha volcado conmigo, y le estaré eternamente agradecida. Desde el dia 25 de febrero, mas de 40.000 personas han paseado por mis cubiertas, disfrutado con la calidad de mis maderas de iroco y alucinado con los mas de 10.000 metros de cabo que peinan mis palos y vergas. Lo sé, soy un espectáculo y la gente quiere verme.

Durante estas dos largas semanas que llevamos amarrado al puerto, la tripulación se ha estado dedicando a entrenarse en las distintas maniobras para izar, desplegar y recoger mis casi 1000 m2 de velas, preparando las líneas de vida que evitarán que ninguno de mis chicos se caiga, poniendo aún mas presentable mis luces, y así, un largo etcétera. Realmente, resulta curioso ver cómo este grupo de locos empieza a subir por mis vergas, y cómo poco a poco van cogiendo confianza en esos movimientos que los primeros días se les antojaban imposibles. O ver cómo van perdiendo el respeto a trabajar a 20 metros de altura, o cómo sus manos se van llenando de duros callos. A menudo pienso que con todo el esfuerzo que están poniendo, se merecen mis profundo respeto y admiración. Bien por ellos!!


Y lo curioso es que, después de estar trabajando desde las 7.30h, haciendo importantes esfuerzos físicos (para subir la verga del trinquete hoy se han necesitado 15 personas tirando con todas sus fuerzas hasta acabar exhaustos), la tripulación es capaz de estar desde las 16h hasta las 20h de la tarde atendiendo con una sonrisa a la ingente cantidad de personas que siguen viniendo a conocerme. Realmente, esta panda de chiflados son eso, unos chiflados.

Esta noche las nubes se han empeñado a volver a empaparme una vez mas, y ya he perdido la cuenta de cuantas van. Si al menos me dejara descansar durante el dia, seguramente la cara de la tripulación cambiaba, pero contra el clima no podemos hacer nada. Ojala pronto podamos zarpar hacia nuestra ruta, porque lo cierto es que mantener mi quilla en estas tranquilas aguas, ya me empieza a resultar tedioso. Estoy loco por empezar a romper las aguas de medio mundo y demostrar al mundo mi belleza, mi nobleza y mi tripulación.

lunes, 22 de febrero de 2010

MENUDO MESECITO...

Se que llevo varias semanas sin escribir pero de verdad que no me ha dado tiempo de hacerlo... Me habrÍa gustado poder actualizar el blog  más días pero habría tenido que utilizar alguna de las pocas horas de sueño que tengo, porque no tenemos ni un minuto libre ultimamente... Este mesecito esta siendo fino filipino!!!!

En estos días han ocurrido un monton de cosas que pasaré a comentaros brevemente.

Lo mas destacable es que el Galeon ya ha cumplido con el destino para el cual fue construido: Navegar. El pasado dia 7 de febrero, se realizaron unas pruebas privadas en las que, ya navegando, se comprobó el funcionamiento de gran parte de los equipos que lleva el barco. Ese dia no pude asistir a dichas pruebas, ya que mi querida novia vino a verme, y preferímos pasar el dia juntos. La verdad, María está haciendo un esfuerzo tremendo, viniendo a Huelva casi todos los fines de semana para poder vernos... Que linda eres Mary!! Además, ya que tendre tiempo de sobra de navegar!! Pero bueno, volviendo al tema de la navegada, afortunadamente todo salió bien, las pruebas fueron un éxito y todo el mundo desembarcó muy contento. Como veis en la foto, el aspecto del barco en el agua es impresionante.

Otro de los hechos destacables es que el pasado dia 8, gran parte de la tripulación, comenzamos a realizar el curso de formación básica con el que obtendremos la titulación de Marinero Competente. Ha sido durillo porque el horario era de 15h a 21 h, lo que significa que apenas hemos tenido tiempo para nada  más...
En el curso nos explican cosas muy útiles,  como las maniobras de evacuación, comportamiento en caso de ser necesario el abandono del barco, control y extinción de incendios, primeros auxilios, etc. La verdad, es muy interesante, pero ojala no tengamos que ponerlo nunca en practica. El curso tiene una parte teorica (que dependiendo del profesor es muy entretenido o mas coñazo) y dos partes practicas (una de control de incendios y otra de salvamento). No lo voy a negar, el día del control de incendios, disfrutamos como niños vestidos de bombero, apagando fuegos con los extintores, etc, pero el dia que realizamos las practicas de salvamento fue para partirse de risa…
Imaginaos 18 individuos vestidos con un traje parecido al de los teletubbies (lo siento, aun no tengo las fotos) tirándose al agua en el rio Gualdalquivir un domingo después de una noche de copas… Pues eso, que la resaca la sobrellevamos como mejor se puede hacer: despelotándonos de risa. Hacia tiempo que no me reía tanto y tan seguido. Os puedo asegurar que todos nosotros volvimos a los 15 años, volvimos a ser niños gamberros con el profesor (al que todavía le debe doler el culo de las patadas que se llevo bajo el agua para su desesperación). De todas maneras, el objetivo se ha cumplido y todos hemos superado el curso y ya hemos obtener la titulación que se exije para poder ser tripulante en el Galeon Andalucía.

Sin embargo, y a pesar de los tremendos esfuerzos que se han hecho por parte de todos los que trabajamos en este proyecto, hay un elemento que es incontrolable y que muy a nuestro pesar, se ha puesto en nuestra contra: el clima. Nuestro plan de trabajo exigía dar el 120% para poder llegar a tiempo a la cita del 28 de febrero, fecha en la que inicialmente comenzábamos nuestro viaje. Pero desgraciadamente, el temporal de las últimos días se ha encaprichado con pasarse mas días de la cuenta por tierras andaluzas y ha mandado al garete todas nuestras previsiones. Para que os hagáis una idea de cómo funcionan las cosas en este mundillo de los barcos, una vez que se construye un navío es obligatorio que Capitanía Marítima haga una especie de examen para que te den la autorización para navegar. Este examen se hace durante unas pruebas oficiales en las que hay que realizar una serie de pruebas (fondeo, gobierno del barco, sistemas de incendios, achique, balsa de rescate (ver foto), etc.) y sin cuya superación no te dan los papeles. Vamos, que es como si no pasas el examen de conducir; si cateas, te tienes que presentar otra vez. Pues bien, para poder llegar a Sevilla el dia 28 necesitábamos realizar y superar las pruebas oficiales, pero el maldito temporal nos ha imposibilitado hacerlas en el plazo que teníamos previsto y sólo el pasado sábado dia 20 el viento y la lluvia nos dieron unas horas de tregua que nos permitieron realizarlas y cómo no, superarlas.

Con todos estos retrasos, y si el tiempo de nuevo no lo chafa, parece ser que el próximo jueves de madrugada saldremos de camino a Sevilla, donde esperamos atracar el mismo jueves o a mas tardar, el viernes. La idea es abrir al publico durante esa semana y el dia 6 o 7, iniciar nuestra aventura por estos mares de Dios…



miércoles, 3 de febrero de 2010

RITMO FRENETICO...

El 28 de febrero, fecha en la que partimos a Shanghai, cada vez está más cerca y eso se nota. Aún quedan muchas cosas por hacer y aunque el barco está muy avanzado, el ritmo de trabajo es absolutamente frenético. Lo notamos en el ambiente y en nuestras propias carnes ya que los miembros de la tripulación tenemos que currar sabados y domingos. Estamos a mil por hora y el cansancio se va acumulando en las caras de algunos de nosotros pero sabemos que la recompensa merece la pena, aunque a veces nos obligue a hacer algunos sacrificios personales... De hecho, hemos bautizado estos días como los de la marmota, porque parece que todos son iguales y que se repiten constantemente... :))
De estos ultimos días, destacaría varias cosas. Para empezar, el cachondeo que hay entre la tripulación con la foto que apareció en el semanal del ABC XL (para los que no lo hayais visto, aprece una foto enorme del que escribe el la cofa del palo bauprés). Lo cierto es que el reportaje nos ha dejado un poco decepcionados, ya que el periodista que vino a hacer las fotos hizo aproximadamente unas 100, incluyendo algunas desde un barquito para que pudiera hacer algunas desde el agua... Y solo ha salido publicada una mia y con cara de julandron!!! estoy indignado!! jajajaja...

Realmente es una pena porque pensabamos que el reportaje iba a se más extenso, pero bueno, son las cosas que tienen los medios... Para esa visita pusimos todos los muebles que irán expuestos en la sala del Almirante, y que como podéis ver, son alucinantes. Son muebles de época realizados por unos carpinteros de Valverde del Camino, que según tengo entendido, han donado para el Galeon. No tienen desperdicio...Estamos seguros que la gente que visite el barco, aquí en Huelva (donde abriremos al público el próximo día 12), en Sevilla (llegaremos el dia 18 o 20 de febrero) o en Shanghai, va a quedarse impresionado... Las fotos son buenas (son mías, que voy a decir) pero os aseguro que vistos en persona son aún mas bonitos. A ver si os animáis a venir!!!

El otro punto destacable es que... vino mi madre a ver el barco!!! Me hizo muchísima ilusión que viniera, sé que tenía muchisimas ganas de verme y tambien de ver el barco, ya que aunque vino a la botadura el 30 de noviembre, no pudo verlo por dentro. Ademas sé que las pocas veces que he podido ir a Madrid no le puedo dedicar demasiado tiempo porque solo estoy 48 horas y quiero ver a demasiada gente en tan poco tiempo, asi que me apetecia mucho verla. Mami, eres la mejor y que se entere todo el mundo que te quiero muchíiiiisimo!!!

Y por lo demás, he aprovechado estos días para quitarme los miedos como digo yo. Ahora mismo estamos amarrados al muelle, las condiciones climatologicas son buenas y creo que es el mejor momento para empezar a acostumbrarme a hacer cosas que mas tarde tendré que hacer en la mar. Como podeis ver, ya he empezado a trepar por las vergas y aunque parece que esta chupado cuando estás en tierra, una vez que te subes, la cosa cambia. Es cierto que siempre vamos amarrados con el arnés y tenemos una linea de vida a la que engancharnos, pero aun así, da cangueli... Por eso, cuanto antes te acostumbres a moverte por los palos, mejor que mejor... De todas maneras, es curioso lo complicado que es hacer cualquier cosa ahí arriba. Tal vez dentro de un par de meses cambie de opinión, pero a día de hoy, me sigue pareciendo complejo.

Para terminar, hoy es el cumple de Pepelu, uno de los ultimos tripulantes que se ha incorporado, y que es un tío estupendo y muy divertido. Asi que, desde aqui te canto un cumpleaños feliz!!